jueves, 7 de marzo de 2013

Por qué soy feminista



Habrá quien diga que el término feminista ya no sirve, que está pasado de moda, que las mujeres de hoy en día ya no quieren o no necesitan ser feministas. Es verdad que hubo corrientes en el feminismo que tomaron posturas aberrantes, adoptando una visión negativa de la sexualidad y culpabilizando a los hombres… Pero no quiero hablar de eso ahora, será el tema de otro artículo de este blog. Sí, esas corrientes le hicieron mucho daño al feminismo, y todavía perduran en alguna que otra señora apoltronada en un cargo oficial o en una cátedra universitaria de feminismo académico. Pero eso no es el feminismo. El auténtico feminismo es simplemente la lucha por la igualdad de trato de la mujer con el hombre, por la desaparición del maltrato a la mujer y otras formas de sexismo. Y eso sigue siendo válido hoy en día, pues aún no sea han logrado esos objetivos.

Habrá mujeres que desconfíen de un hombre que se declara feminista. Quizás sospechen que quiero influenciar un movimiento que no me pertenece, que quiero llevar al feminismo las mismas actitudes de superioridad masculina contra las que están luchando. A ellas les diría que lo único que pretendo es apoyar su causa, por la misma razón por la que apoyo la lucha contra el racismo, la igualdad social y otras causas progresistas: porque es lo que debo hacer. No, no voy a dejar de dar mi opinión; pero no pretendo que cuente más que como eso: una opinión más.

Habrá hombres que me verán como un traidor a nuestro sexo, porque piensan que el feminismo es una guerra entre los sexos. Desgraciadamente, han llegado a esta idea a causa de los desvaríos del feminismo aberrante del que hablaba más arriba, que ve en el hombre al enemigo, la causa de la opresión de la mujer. Pero no es verdad, no somos el enemigo. El enemigo es el sexismo: una serie de actitudes e ideas engranadas en lo más profundo de nuestra cultura que fuerzan a ambos sexos a adoptar unos roles determinados, a ocupar unas posiciones predeterminadas en la estructura social. Y, aunque el sexismo oprime de forma desmesurada a la mujer, también nos perjudica a los hombres. El machismo nos fuerza a ocultar nuestras emociones; nos impide expresar cariño y protección hacia nuestra pareja y nuestros hijos; nos obliga a no mostrar nunca nuestro lado débil y vulnerable, y, en tiempos que muchos aún recordamos, nos obligaba a empuñar las armas y esclavizarnos al ejército en contra de nuestra voluntad.

En el Día Internacional de la Mujer, es importante que todos, hombres y mujeres, declaremos nuestro apoyo a los objetivos feministas de la igualdad de la mujer y la desaparición del sexismo.

12 comentarios:

  1. Nunca me he considerado feminista, no porque no crea en la capacidad de la mujer para realizar cualquier cosa que se proponga, sino precisamente por esos movimientos feministas que más que buscar una igualdad de condiciones, han atacado al hombre. Nos complementamos y nos necesitamos, no puede existir el uno sin el otro.

    A veces tengo un poco la sensación de que la defensoras de los derechos de la mujer, toman los mayores defectos del hombre y se los aplican multiplicados por mil. Es una carrera de poder hacia no sé donde.

    Admiro a esos hombres que son capaces de reconocer la valía de la mujer, porque para ellos, defender esa causa, los condena entre su sexo y acaban por recibir calificativos despectivos que cuestionan su hombría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón en que determinadas corrientes feministas han impuesto mucho odio a los hombres. Es triste comprobar que en la sociedad actual, mientras que aun persiste el sexismo contra la mujer, ha aparecido un nuevo sexismo contra el hombre. Por ejemplo, he oído muy a menudo decir que "la testosterona es un veneno", lo que equivale a decir que los hombres, por tener testosterona, somos seres enfermos. Muchas películas y series de televisión proponen un nuevo estereotipo negativo del hombre, como un ser tontorrón, obsesionado por el sexo y los espectáculos deportivos, y que no para de meter la pata en todo lo que hace. Por ejemplo, Homer de los Simpsons.

      De todas formas, el feminismo sigue haciendo falta porque es la única forma de seguir luchando contra la desigualdad y el maltrato de la mujer. Aunque se han hecho importantes avances en esos terrenos, queda aún mucho camino por recorrer. Sí, podríamos abandonar la etiqueta de feminismo e inventarnos una nueva, pero creo que eso sería injusto. Porque aunque ha habido feministas que no han sabido sino esparcir el odio al hombre y al sexo, ha habido muchas más que sí han luchado por mejorar la situación de la mujer. Se consiguió el voto femenino, la incorporación de la mujer al trabajo, y poco a poco que la mujer vaya entrando en las esferas del poder antes reservadas a los hombres. Piénsalo: rechazar el feminismo supone negar la labor de esos miles de mujeres, a los que le debes mucho. Hay que ser solidarios y agradecidos, ¿no te parece?

      Eliminar
    2. He releído mi comentario y ciertamente no está muy acertado en la forma en la que me explico. No es que no esté a favor de los derechos de la mujer, ni que no admire todas esas mujeres que cada día luchan por lograr que la mujer sea reconocida socialmente como lo que es: un ser humano con capacidad para hacer lo que se proponga y con mucho que aportar al mundo.

      He tenido trabajos donde todos mis compañeros han sido hombres, y te aseguro que me he hecho un hueco entre ellos y a fuerza de demostrar he acabado por hacerme de respetar. Un hombre en mis circunstancias no hubiera tenido esas dificultades ni hubiera tenido que demostrar nada. Las mujeres poco a poco vamos consiguiendo que en muchos terrenos, esas distancias se minimicen... pero aún queda mucho por hacer.

      Pero paralelo a ese movimiento que demuestra día a día sus esfuerzos y sus logros, sin necesidad de ultrajar a los hombres, ha aparecido otro que usa otra técnica mucho más penosa, menospreciar al hombre e imitar sus erróneas bejaciones.

      En la lucha por la igualdad, no hay sólo mujeres, hay un montón de hombres que apoyan esa causa, sencillamente porque la ven justa y creen en nosotras.

      No está todavía en la red, pero te dejo el enlace de "Documentos TV" que se emitió la pasada semana. Habla precisamente de todo esto y de como los medios de comunicación potencian esa visión sexista. El documental se llama: "Miss Escaparate".

      http://www.rtve.es/noticias/documentos-tv/reportajes/

      Un besazo.

      Eliminar
  2. Creo que te explicaste bien al principio... Quieres decir que estás a favor de los derechos y la lucha de las mujeres, pero no te sientes cómoda con la etiqueta de feminista. Yo también he tenido problemas con esa etiqueta, pero he decidido asumirla por las razones que decía antes.

    En cuanto a los hombres, creo que sufrimos una crisis de identidad muy profunda hoy en día, a raíz de los ataques de los que hablas. Pero ese en un tema que trataré en otro blog.

    No conseguí encontrar el documental "Miss Escaparate" en tu enlace.

    ResponderEliminar
  3. Hermes, el reportaje aún no lo han subido a la página. Yo lo vi en la tv, pero los suben a la web. Pero por lo que veo no lo hacen de inmediato, pues el último es del 3 de marzo.

    A mí me pareció muy interesante, el documental es americano, así que está basado en lo que allí sucede... aunque creo que pasa en todas partes donde no existe control de las emisiones televisivas. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Hola, amig@s, hola Hermes (el de los pies alados):

    Me presento. Soy Marisa. Hermes ya me conoce bien. Irrumpo aquí, con vuestro permiso, para deciros que un puñado de miles de años de dominación masculina son suficientes para mi. El resultado está a la vista. Es más, lo sufrimos todos los días. Hombres y mujeres tenemos de todo, cosas buenas, cosas malas, mediopensionistas... Pero hasta ahora sólo hemos visto la peor cara de la dominación en todos los aspectos de la vida, salvo el doméstico, de los hombres. A día de hoy es evidente la depredación, la lucha por el poder, la lucha por el dinero y la dominación... es decir, la peor cara del ser humano ¿o debería decir del ser humano masculino?

    Disiento de Xana casi al completo. Este mundo, o se feminiza o se va a la mierda. Con lo mejor de lo que las mujeres podemos aportar que es, entre otras cosas y por poner un ejemplo: amor y compasión por todos los seres vivos; deseo de protección de la prole y de los seres más débiles. ¿Creéis que muchas madres mandarían con tanta alegría a sus hijos a morir en guerras que nada tienen que ver con los pobres del mundo? Yo creo que no. Hablo en rasgos generales, desde luego, siempre hay excepciones, pero en términos generales, una servidora está hasta los mismísimos ovarios de este poder masculino impregnando cada uno de los actos de esta terrible Historia. Hombres: debéis seguir a la mujer, ya terminó el ciclo en que la mujer seguía al hombre.

    O no seremos. Y no se trata de quién es mejor sino de qué necesitamos para sobrevivir.

    He intentado resumir una barbaridad. Y encima tampoco pretendo soliviantar a nadie. Esto es lo que pienso.

    ¡Salud!


    ResponderEliminar
  5. ¡Bienvenida a mi blog, Marisa!

    Hay un par de cosillas en la que parece que no vamos a estar de acuerdo. Dime si te he interpretado bien...

    -Culpas al hombre de dominar a la mujer: "la peor cara de la dominación (...) de los hombres". Yo creo que lo que oprime a la mujer es una cultura sexista en la que los hombres, tanto como las mujeres, hemos nacido sin elegirla. Aunque esa sociedad sexista oprime más a las mujeres, tampoco nos hace ningún favor a los hombres. Nos impone una serie de estereotipos de comportamiento (represión de las emociones, promoción de la agresividad, etc) que no son nada saludables. Creo que de lo que se trata es de luchar contra ese sexismo cultural, no de un enfrentamiento entre los sexos.

    -Predicas pasar a un modelo de sociedad en la que domine la mujer: "Hombres: debéis seguir a la mujer, ya terminó el ciclo en que la mujer seguía al hombre". A mí, y creo a muchas personas, esto nos genera rechazo. Pretendemos lograr una sociedad igualitaria, no una "vuelta de la tortilla" en la que se pase de un supremacismo masculino a un supremacismo femenino.

    Ese tipo de planteamientos extremos es lo que hace que muchas mujeres jóvenes, como xana, rechacen el feminismo. Y tienen toda la razón: el feminismo entendido como una guerra entre los sexos no nos lleva a ninguna parte. Muy pronto escribiré otro blog haciendo un poco de historia de los enfrentamientos dentro del feminismo que ocurrieron en EE.UU. en la década de los 80s, y del daño que ciertas ideologías de odio al hombre y rechazo a las sexualidades alternativas le causaron al feminismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Error: no quiero que nadie domine a nadie. He escrito que el mundo necesita femineizarse, no que la mujer domine. Justamente es lo que yo no querría que nadie me domine. Debería haber puntualizado que tanto hombres como mujeres tenemos un lado masculino y uno femenino (eso dicen) por tanto, lo que quiero decir es que ojalá la historia que construyamos se incline a favor de cualidades que se atribuyen a lo femenino, como el instinto protector, y abandone ciertos hábitos dañinos para todos, como la ambición de poder y dinero desmesurada, la ambición de -precisamente- dominación y esclavización de unos por los otros.

      Es un hecho que la historia conocida de los seres humanos, desde que tenemos fuentes escritas, es la de sociedades patriarcarles, hundidas hasta las trancas en guerras sin fin donde los que pagan el pato son los pobres; regidas por el principio de competencia a muerte, por la ley del más fuerte, del más bruto, del más astuto y del más baboso.

      Desde luego nosotros, hombres y mujeres, no somos más que el último eslabón de una cadena infernal, perpetuando esquemas y roles que nos aplastan a tod@s. Por eso digo que hay que abandonar, tirar a la basura todas esas creencias que a todos nos pesan, a los hombres por lo que tu muy bien explicas, y a las mujeres porque ya está bien de ser ciudadanas de segunda.

      He visto mujeres jóvenes en asambleas del 15-M sobre feminismo infinitamente más luchadoras y con las ideas más claras que yo. Ellas me han enseñado a mí y me han dado una alegría. Lo siento, con o sin vosotros, la mujer tiene que emanciparse de muchas cosas y liberarse de muchas ideas retorcidas, tenemos que recuperar mucha autoestima, porque sólo tengo que recordar que hasta hace cuatro días no teníamos, en España, ni derechos jurídicos. De hecho, a las mujeres en el campo, a día de hoy, no se les permite (ahora están cambiando la Ley) tener titularidad sobre sus tierras (podéis buscar documentación): la titularidad la tiene el hombre. ¡Asombroso? Sí, asombroso. Cuando estuve en Ginebra, año 92, se celebró un referéndum en uno de los cantones. La pregunta era: ¿Se le concede el derecho a voto a las mujeres? ¿Sabéis lo que salió? Que NO. Otro ejemplo: a día de hoy abortar en España vuelve a ser un delito. ¿Nosotras parimos, nosotras decidimos? ¡Y un cuerno! Volvemos a hace 35 años.

      Hombre, a nivel particular mucha gente puede llevar muy buen rollito. A nivel social, esto es la releche, la lucha sigue aunque no les guste a quien sea, no queda más remedio. Y esa lucha se sigue llamando feminismo a día de hoy.

      No quiero generalizar, pero mi experiencia me dice que alguien que está en situación de poder no lo deja fácilmente, por mucho que se lamenten del "peso de la púrpura". No. Ojalá nos igualáramos todos. Ojalá. Yo no lo veo. Lo que veo es que esto está en la estructura misma de nuestra asociedad -y por tanto de nuestras mentes- y esto está muy bien escrito en un libro que se llama "El libro rojo del cole" (con ilustraciones, creo, de Peridis) Y que empieza así:

      El hombre alto blanco se quita los complejos con el hombre blanco bajito, el hombre blanco bajito se quita los compllejos con el hombre negro, el hombre negro alto se quita los complejos con el hombre negro bajito, etc., etc.

      Más o menos. Conclusión: o cambiamos todos o seguimos en una estructura piramidal de explotación del hombre por el hombre. El hombre lleva 3500 años o los que sean mandando. Creo que lo han hecho muy mal. Creo que las mujeres tienen que llegar al poder cuanto antes. Sin excluiros, pero llegar y dar a todo esto un giro más humano.

      Eliminar
  6. Ahí sí que estamos de acuerdo, Marisa. Queda mucho camino por andar para conseguir la igualdad de la mujer. No sé por qué, pero últimamente me he ido encontrando una serie de comentarios sexistas, la mayor parte contra la mujer, pero también algunos contra el hombre.

    De todas formas, para solucionar los problemas hay que comprenderos en profundidad. Las formulaciones simplistas no sirven para nada. Por ejemplo, no es verdad eso de "el hombre lleva 3500 años mandando". La mayor parte de los hombres, la mayor parte del tiempo, no han tenido nada de poder. Los que han tenido el poder han sido unos pocos hombres y, en alguna rara ocasión, alguna que otra mujer. En definitiva, el poder y la opresión no está en determinadas personas, sino en estructuras de poder que nos manejan a todos (incluso a los que parecen detentar el poder) como piezas de una gigantesca maquinaria.

    ResponderEliminar
  7. Hola, hay muchas personas que rechazan el feminismo sin tener en cuenta a esas miles de mujeres que lucharon, y dieron su vida para que las mujeres pudiésemos disfrutar de una igualdad educativa, social, laboral, económica y de poder de decisión sobre nuestro cuerpo y sobre nuestros asuntos. Negar el feminismo, que no deja de ser un movimiento social, político y reivindicativo, es renegar de todas aquellas mujeres que lucharon en momentos que la igualdad era una verdadera utopía para nosotras, y gracias a su tesón, su valor, su coraje, su inteligencia... hoy TODAS somos un poco más libres. Muchísimas cosas que se han conseguido socialmente y para mejora del género humano se debe a las mujeres....la abolición de la esclavitud, fueron las que se pringaron, se mojaron, lucharon , sufrieron y y defendieron la libertad de los esclavos , la educación de la mujer, y muchos derechos que no nos reconocen que hayan sido ellas las progresistas, aún hoy. ¿En qué libro de historia, en qué curso en el colegio se ha dado la historia, tal como fue?. La historia está contada sólo desde una perspectiva...no me extraña en absoluto que entonces nosotras no tengamos casi conciencia de que fuimos , somos y seremos VALIOSAS. No por lo bien que planchamos y cuidamos la prole, o por lo monas que somos físicamente, si no porque cuando usamos la inteligencia somos IGUALES, tenemos un CEREBRO.
    También quería decir que hay muchos movimientos feministas, y distintas teorías y unas complementan a otras, unas superan a otras...pero todas son necesarias, o eso creo, es normal que las teorías evolucionen ...hoy en dia no se habla de feminismo a secas, se habla también de ecofeminismo, de las teoría Queer, etc. e ideas ortodoxas y rígidas las hay en todas partes, en todos los movimientos y no por eso dejan de ser, una parte de esos movimientos u organizaciones reconocidos y necesarios o importantes. Creo que para poder hablar sobre algo es necesario conocer..si no es muy fácil hacer juicios sin valor.
    Tienes un blog muy chulo.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por tu comentario, María. Qué bien que te guste mi blog.

    Completamente de acuerdo con la perspectiva histórica que nos das. Quizás con los que no esté tan de acuerdo en con que *todas* las corrientes del feminismo hayan sido positiva. Hay una bastante chunga, encabezada por gente como Andrea Dworkin (que se descolgó con aquello de "toda penetración es violación") o Catherine McKinnon (que montó un movimiento contra la pornografía con matices muy negativos para el sexo). Eso llevó a un enfrentamiento con otras feministas que se definían como pro-sexo que duró más de una década, lo que se llama "Sex Wars" or Guerras del Sexo. Llevo un tiempo preparando una artículo sobre esto para el blog.

    ResponderEliminar